Fundación Salud y Alimentación

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

Pesto rápido de calabaza con aceite de semillas de calabaza

Este pesto rápido de calabaza con aceite de semillas de calabaza no solo es sencillo y rápido de preparar, sino que también es sabroso y saludable.
Comentarios Imprimir

veganas cocinadas

10min baja  
  Agua 1,1 %  08/17/74  LA (14.8g) 119:1 (0.1g) ALA


Ingredientes (para personas, )

Haga clic para tablas de nutrientes
Für die Pesto-Zubereitung
50 gSemillas de calabaza, tostadas, sin sal
3 cdas.Aceite de semillas de calabaza (40 g)
¼ cdta.Sal de mesa (1,5 g)
1 pizcaEspecias, pimienta negra (0,1 g)

Utensilios de cocina

  • picadora eléctrica o batidora de vaso o mortero

Tipo de preparación

  • picar o moler
  • plato frío
  • mezclar

Preparación

  1. Para el pesto
    Triturar las semillas de calabaza con una picadora. Agregar el aceite de semillas de calabaza y salpimentar al gusto. Remover para que quede todo bien mezclado.

    Si las semillas de calabaza no están tostadas, tuéstelas antes de pasar al siguiente paso, pues se aprecia una diferencia significativa en el sabor. En lugar de una picadora puede utilizar un mortero o una batidora de vaso. En la receta original no se añade pimienta, por lo que queda a su elección utilizarla o no.

  2. Sugerencia de presentación
    Añadir el pesto de calabaza a los espagueti o tagliatelle y servir. Si lo desea, también puede espolvorear semillas de calabaza por encima para decorar.

Recetas con tablas de nutrientes


Comentarios (como invitado) o iniciar sesión
Comentarios Imprimir
Observaciones sobre la receta

Este pesto rápido de calabaza con aceite de semillas de calabaza no solo es sencillo y rápido de preparar, sino que también es sabroso y saludable.

Aceite de semillas de calabaza: el aceite de semillas de calabaza se elabora a partir de las semillas de calabaza tostadas. Se utiliza sobre todo en ensaladas y en platos calientes o templados, pero no hay ningún problema en emplearlo en la elaboración de postres.
Esta especialidad austriaca tiene un color verdoso pardo y un sabor especiado, que además recuerda a los frutos secos.
A partir de los 100 ºC, el aceite de semillas de calabaza pierde su color verdoso, su sabor aromático, una parte de sus nutrientes e incluso puede llegar a desarrollar un sabor amargo.
El aceite de semillas de calabaza tiene efectos antioxidantes gracias al selenio y a la vitamina E que contienen las semillas con las que se elabora.
Es probable que el alto porcentaje de ácido linoleico y fitoesteroles tenga efectos positivos en los niveles de colesterol. También posee propiedades antiinflamatorias y se utiliza en terapias contra la artritis reumatoide.
Asimismo, es rico en ácidos grasos poliinsaturados y tiene un efecto vasodilatador que puede ayudar a reducir la presión arterial.
Algunos estudios realizados en ratas muestran que el aceite de semillas de calabaza puede tener un efecto positivo durante las primeras fases del adenoma de próstata.
Al igual que con el resto de aceites, en nuestra página podrá encontrar cuáles son las cantidades adecuadas para un consumo moderado.

Consejos

Almacenamiento: vierta el pesto de semillas de calabaza en tarros de cristal esterilizados y cúbralo con una ligera capa de aceite. De esta manera, el pesto puede conservarse en la nevera durante varias semanas.

Preparación alternativa

Tomate como complemento: los tomates cherry cortados en cuartos le dan frescura y ligereza al plato, además de un sabor estupendo.

Para refinar: al pesto puede añadirle no solo pimienta, sino también ajo o incluso un chorrito de limón, ya que ambos combinan muy bien con el sabor de las semillas de calabaza.

Encontrar recetas