Fundación Salud y Alimentación

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

Batido de agua de coco, mango y cúrcuma

Este batido de agua de coco, mango y cúrcuma es, gracias a la fruta y a la col rizada, sabroso, rico en vitamina C y antioxidante.
Comentarios Imprimir

crudiveganas

10min baja  
  Agua 89,5 %  88/10/03  LA (0.1g) 1:1 (0.2g) ALA


Ingredientes (para personas, )

Haga clic para tablas de nutrientes

Utensilios de cocina

  • batidora de vaso o batidora manual
  • congelador
  • nevera
  • exprimidor de cítricos

Tipo de preparación

  • picar o moler
  • plato frío
  • mezclar
  • prensar
  • congelar
  • refrigerar
  • pelar

Preparación

  1. Antes de empezar. Opcional.
    Pelar la piña (o el mango) y cortarla en trocitos pequeños. Congelar los dados de fruta antes de preparar el batido.

    Las autoras recomiendan congelar el mango o la piña. Como vamos a utilizar más cantidad de piña, el batido resultará más refrescante si congelamos esta última.
    Dado que este paso es opcional, no lo hemos tenido en cuenta a la hora de calcular el tiempo de preparación de la receta. Otra opción es congelar la fruta la noche anterior. 

  2. Preparar el batido
    Lavar la col rizada y retirar los tallos. A continuación, triturarla junto con el cilantro y el agua de coco hasta conseguir una mezcla homogénea.

    En la receta original se indican 70 gramos de de col rizada sin tallos para dos porciones. Por este motivo, hemos decidido ajustar las cantidades del resto de los ingredientes para que la col rizada no quede escasa.

  3. Si ha decidido no congelar la piña (ni el mango), pelar la fruta y cortar la pulpa en daditos. Exprimir el jugo de limón y añadirlo al batido junto con los dados de fruta y la cúrcuma.

  4. A continuación, triturar todos los ingredientes con la batidora y servir este delicioso batido de agua de coco y cúrcuma en un frasco atractivo.

    Si no ha utilizado trozos de fruta helados, puede poner el batido a enfriar antes de servirlo. Si los ha utilizado, sírvalo nada más prepararlo, pues es cuando más sabroso está.

Recetas con tablas de nutrientes


Comentarios (como invitado) o iniciar sesión
Comentarios Imprimir
Observaciones sobre la receta

Este batido de agua de coco, mango y cúrcuma es, gracias a la fruta y a la col rizada, sabroso, rico en vitamina C y antioxidante.

Batido refrigerado: para obtener un batido bien frío, las autoras recomiendan congelar la piña (o el mango) antes de utilizarlos. Dado que este paso se considera opcional, nosotros no lo hemos tenido en cuenta a la hora de calcular el tiempo de preparación. Otras opciones son congelar la fruta el día anterior y dejarla durante toda la noche o poner a enfriar el batido una vez lo tengamos preparado.

Cúrcuma: la cúrcuma, que procede del sur de Asia y a la que también se conoce como polluelo o azafrán cimarrón, pertenece a la familia del jengibre. La cúrcuma fresca tiene un sabor resinoso y ligeramente a quemado y la seca, que se usa mucho en la India, es más suave y algo amarga. La cúrcuma contiene curcumina, un principio activo cuyas propiedades medicinales y aplicaciones en la lucha contra el cáncer y las inflamaciones se están estudiando actualmente. Sin embargo, la curcumina tiene una muy mala biodisponibilidad oral (proporción del principio activo que permanece inalterada en el sistema circulatorio), por lo que todavía deben encontrarse soluciones para que se pueda utilizar con fines terapéuticos. Asimismo, se cree que algunas interacciones no especificadas del principio activo con estructuras biológicas u otros métodos de evaluación han producido falsos resultados positivos en estudios previos.

Cilantro: en cuanto al sabor del cilantro, las opiniones difieren. Algunas personas rechazan su intenso sabor, que les recuerda al jabón y les provoca nauseas. Según una estadística suiza, el 15 % de los alérgicos son sensibles al cilantro. Si ese es su caso, simplemente no lo utilice en sus recetas. Sin embargo, el cilantro le da un toque exótico al plato y no hay alternativas que consigan darle un sabor similar. El perejil de hoja plana, muy parecido en apariencia al cilantro, tiene un gusto totalmente distinto, aunque suele utilizarse bastante a menudo como sustituto.

Zumo de limón: además de como saborizante, el zumo de limón también se emplea como conservante temporal de algunos alimentos (aguacate, manzana, plátanos, etc.). Esto se debe a que el ácido cítrico que contiene la fruta reduce el pH y los iones metálicos complejos, lo que afecta de forma negativa a la oxidación y a las enzimas involucradas en tal proceso. El uso del ácido cítrico como aditivo está aprobado por la Unión Europea y aparece en el etiquetado con el código E 330. Nuestro metabolismo también lo emplea (ciclo de Krebs). Además, el zumo de limón también se utiliza como acidulante, detergente, ambientador, descalcificador o desoxidante, entre otros. A pesar de sus muchas aplicaciones, hay que resaltar que los ácidos que contiene el zumo de limón dañan el esmalte dental ya que, en altas concentraciones (y con un pH resultante inferior al 5.5), producen una desmineralización del esmalte. Para proteger los dientes y seguir disfrutando de los cítricos se recomienda cepillarse los dientes justo después de su consumo. Sin embargo, la fuerza mecánica que se aplica durante el cepillado puede provocar abrasiones (fricción), por lo que el esmalte también se vería afectado y podría ser contraproducente.

Consejos

Pelar el mango: los mangos se pueden pelar de muchas maneras diferentes, pero una muy sencilla es el «método del erizo». Este método nos permite conseguir daditos de mango casi perfectos. Para ello, solo necesitaremos un cuchillo y una tabla de cortar. Para empezar, cortar rodajas a ambos lados del hueso. A continuación, hacer líneas verticales en las rodajas que hemos cortado. Después, darle la vuelta al trozo de fruta y realizar más cortes verticales que se crucen con los anteriores, de forma que obtengamos cuadrados. Una vez los tengamos, bastará con empujar la piel de la fruta hacia dentro para que la pulpa sobresalga en forma de dados. Estos dados resultan muy sencillos de soltar con un cuchillo o con la mano. En cuanto a la rodaja con el hueso, bastará con pelarla y cortar toda la pulpa que rodee al hueso en dados.

Preparación alternativa

Zumo de limón: de un limón de unos 120 gramos se obtienen aproximadamente 45 mililitros (unas 6 cucharadas) de zumo. Si no tiene limones frescos en casa, pero sí zumo, bastaría con emplear tres cucharadas soperas para esta receta.

Encontrar recetas