Fundación Salud y Alimentación

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

Lentejas rojas, crudas

Las lentejas rojas son ricas en proteínas y fáciles de digerir. Además, contienen mucha fibra, vitaminas del tipo B y minerales como el cinc.
Agua 7,8%  71/27/02  LA (0.9g) 4:1 (0.3g) ALA
Comentarios Imprimir
Haga clic para tablas de nutrientes

Las lentejas rojas proceden de la India y de Turquía. En los comercios se pueden adquirir secas. No tienen piel y son rápidas y sencillas de preparar. Las lentejas rojas se utilizan en la elaboración de sopas, purés y guisos.

Información general:

Del artículo de Wikipedia en español: «Lens culinaris, la lenteja [...] es una planta anual herbácea de la familia fabaceae, con tallos de 30 a 40 cm, endebles, ramosos y estriados, hojas oblongas, estípulas lanceoladas, zarcillos poco arrollados, flores blancas con venas moradas, sobre un pedúnculo axilar, y fruto en vaina pequeña, con dos o tres semillas pardas en forma de disco de medio centímetro de diámetro, aproximadamente».

Variedades de lentejas:

Las lentejas, cuya forma es plana y redondeada, se diferencian unas de otras por su tamaño y color. Las más pequeñas tienen un diámetro de entre cuatro y cinco milímetros, mientras que las más grandes pueden llegar a los seis o siete milímetros. Su color también es muy variable: las hay amarillas, verdes, marrones, moradas y rojas.

Variedades comerciales:

  • Lenteja verde o verdina, pequeña, de color verde o verde amarillento.
  • Lenteja rubia: rubia castellana y rubia de la Armuña.
  • Lenteja amarilla, de origen asiático.
  • Lenteja naranja, muy apreciada en Oriente Próximo.
  • Lenteja parda o pardina, originaria de la India.

En España, las variedades que se comercializan principalmente son la verdina, la rubia castellana, la rubia de la Armuña y la pardina.

Las lentejas rojas de las que hablamos en este artículo son lentejas marrones o violetas cuyo núcleo o corazón es anaranjado o rojizo y que se vuelven anaranjadas o doradas una vez se cuecen.

Composición y brotes:

«Las lentejas crudas contienen elementos indigestos o incluso tóxicos (lectina, entre otros), que se vuelven inocuos tras la cocción. Si las lentejas se ponen en remojo antes de la cocción, el porcentaje de componentes indigestos se reduce *».

Las lentejas se digieren más fácilmente que los garbanzos o las judías y son ricas en proteínas (entre un 25 y un 30 % cuando están secas), por lo que resulta un producto barato y preciado para las personas vegetarianas o que realizan ayunos temporales. También resulta destacable su contenido en cinc, que juega un papel esencial en el metabolismo. Dado que son mucho más pequeñas que otras leguminosas, también necesitan menos tiempo en remojo o de cocción.

Las lentejas sin pelar también se pueden consumir en forma de brotes. Existen algunos indicios de que los nutrientes se absorben mejor cuando el alimento se consume en brote. El proceso de germinación multiplica la cantidad de vitaminas del tipo B en las lentejas y en otras semillas».

Usos culinarios:

Las lentejas rojas están peladas y por ello se cuecen más rápido que otras legumbres. Además, por este mismo motivo no es necesario ponerlas en remojo antes de cocerlas. Una vez se preparan, las lentejas rojas adquieren un color dorado. Dado que se deshacen muy fácilmente, son muy apropiadas para elaborar purés, guisos y sopas.

Conservación:

Las lentejas rojas se mantienen en perfectas condiciones durante mucho tiempo (casi un año) si las condiciones de almacenamiento son adecuadas, es decir, si se guardan en un lugar fresco y seco en el que, a poder ser, estén protegidas de la humedad.

Nota: * = Traducción del artículo de Wikipedia en alemán

Ingrediente con tablas de nutrientes


Comentarios (como invitado) o iniciar sesión
Comentarios Imprimir