Fundación Salud y Alimentación
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud

Aceite de semilla de uva (pepitas)

El aceite de semilla de uva o aceite de pepitas de uva se obtiene al prensar las semillas de la uva. Contiene demasiado ácido linoleico.

El aceite de semilla de uva (aceite de pepitas de uva) es un aceite vegetal que se obtiene al prensar las pepitas (semillas) de las uvas. Se trata de un subproducto de la elaboración del vino. El alto porcentaje de ácido linoleico puede ser perjudicial para la salud.

Usos culinarios:

Hay dos variantes de este aceite para cocinar. Podemos encontrar el aceite de semilla de uva prensado en frío o el refinado (este se obtiene a temperaturas que superan los 100 °C, además de la presión del prensado).

Este último se obtiene tras un proceso de refinado de múltiples etapas a temperaturas que superan los 100 °C. El aceite de semilla de uva refinado tiene un color y un sabor neutros.1 Asimismo, el punto de humeo se encuentra a 200 °C, por lo que se puede calentar a altas temperaturas y resulta muy adecuado para freír.2 Sin embargo, el refinado hace que pierda valiosos ácidos grasos insaturados, sustancias vegetales secundarias y proteínas.3 Los ácidos grasos insaturados se transforman en grasas trans.

El aceite de semilla de uva prensado en frío es virgen, aromático y tiene un color que puede ir desde el verde claro brillante hasta el verde dorado. El sabor recuerda ligeramente a los frutos secos y varía según el tipo de uva que se utilice. El aceite prensado o extraído en frío es perfecto para condimentar ensaladas, salsas o acompañar quesos, es decir, en recetas para las que no haga falta calentarlo. Además, tiene un punto de humeo relativamente alto.2 Sin embargo, dado que es rico en ácido linoleico, recomendamos sustituirlo por aceite de canola, que contiene una cantidad significativamente menor de ácido linoleico.

Adquisición:

El aceite de semilla de uva prensado en frío se puede adquirir en tiendas de productos ecológicos y por Internet.

Conservación:

Por lo general, los aceites prensados en frío se conservan peor que los refinados. El aceite de semilla de uva tiene un porcentaje especialmente alto de ácidos grasos insaturados. Así, hay que almacenarlo en un lugar en el que no esté expuesto al calor, a la luz ni al oxígeno. Pese a todo, este aceite es rico en vitamina A, por lo que es más resistente a la oxidación y tarda más en ponerse rancio. Por este motivo, también es uno de los aceites de uso habitual que mejor se conserva. Puede almacenarse hasta 18 meses. Por favor, asegúrese de que la botella siempre quede bien cerrada y de conservar el aceite en un lugar oscuro. No lo meta en la nevera.4

Composición:

En realidad, el aceite de semilla de uva es un aceite que aporta gran cantidad de vitamina E, además de ser extraordinariamente rico en ácidos grasos esenciales. Por desgracia, solo una parte mínima de estos son ácidos grasos omega-3, pues aproximadamente el 69 % es ácido linoléico, un ácido graso omega-6. Incorporar a la dieta ácidos grasos omega-6 en exceso provoca, entre otros problemas, procesos inflamatorios, además de aumentar el riesgo de que se produzcan accidentes cerebrovasculares si la proporción con los ácidos omega-3 no es la adecuada. El aceite de semilla de uva contiene mucho ácido linoleico y bastante poco ácido alfa-linolénico, por lo que contribuye en gran medida a este desequilibrio.5

Aspectos relacionados con la salud:

Gracias a la vitamina E y a las procianidinas, 6 podemos decir que este aceite es un potente antioxidante.12 Esto hace que reduzca los daños celulares y la aterosclerosis. Asimismo, se considera antiinflamatorio, anticancerígeno11, antimicrobial y neuroprotector.7 El aceite reduce los niveles de colesterol, puede ayudar en los trastornos metabólicos y favorece el tratamiento de enfermedades dermatológicas como eccemas, acné y psoriasis. Así, la lecitina que contiene mejora las capacidades mentales y afecta de forma positiva al cuadro hemático.6

El ácido linoleico asume funciones importantes en nuestro organismo, siempre y cuando se consuma con moderación y la proporción LA:ALA sea la correcta. Esto se consigue consumiendo alimentos ricos en ácido alfa-linolénico (ALA) de origen natural en contraposición con el ácido linoleico (LA).

Peligros / Intolerancias:

Del refinado de los aceites surge, siempre en función del tipo de aceite, 3-MCPD, un éster de ácido graso perjudicial, así como glicidol3. En la medida de lo posible, evite comprar aceite de semilla de uva refinado.

A principios de los años ochenta, el aceite de semilla de uva copó los titulares por la abundancia de muestras con altas concentraciones de hidrocarburos aromáticos policíclicos. Esto probablemente se debiese a los gases que se producen durante el secado de las semillas.1

Usos medicinales:

El extracto de semilla de uva (OCP, por sus siglas en inglés, proantocianidinas oligoméricas) se extrae de las cáscaras de semillas de uva trituradas. Este extracto tiene propiedades antioxidantes y se puede adquirir en forma de suplemento (cápsulas). Se dice que un consumo abundante evita el desarrollo del cáncer de colon, de estómago, de mama y de próstata. Asimismo, también se cree que protege contra los daños hepáticos que causa la quimioterapia y ayuda a prevenir enfermedades en el sistema cardiovascular. Algunos científicos indios determinaron en un estudio que el OCP tiene unos efectos sobre la diabetes comparables a los de la metformina, un medicamento. Asimismo, se dice que el extracto de semilla de uva estabiliza los niveles de insulina. También se cree que las mismas cápsulas ayudan a reducir la caída del cabello (favorece la circulación sanguínea en el cuero cabelludo), además de tener otros muchos efectos positivos.9 Dado que la mayoría de los estudios se han realizado con muy pocos sujetos, hay dudas sobre su validez científica y, por lo tanto, sobre los efectos demostrables del extracto.10 No se recomienda la ingesta simultánea con productos lácteos, ya que la proteína de la leche reduce los efectos antioxidantes del OPC.13

Origen:

La vid (Vitis vinifera) es una planta que se cultiva enormemente, sobre todo para producir uvas. Crece en viñedos, jardines, paredes, edificios, pero sobre todo en suelos secos y soleados, bien en llanura o en distintas altitudes, incluso el Himalaya. Como remanente de antiguos cultivos, se pueden encontrar en llanuras de inundación, orillas, lindes de los bosques, caminos excavados y riberas. La vid silvestre (Vitis silvestris) es una planta en peligro de extinción en Europa Central. Esto contrasta con la región del Mediterráneo, es decir, con el centro de Francia, el suroeste de Suiza, el valle del Rin, las cuencas del Danubio, el sur de Rusia y Asia Menor.

Información general:

Las semillas de uva contienen entre un 8 y un 20 % de aceites (cuando están secas). De entre todas, las uvas de Burdeos se consideran las más ricas.12 Aunque la extracción del aceite de la semilla de uva se hizo popular con la producción de vino, este aceite ya aparece en muchas recetas de la Edad Media.6

Los restos del prensado en frío de las semillas de uva suelen reutilizarse para obtener harina de semilla de uva. Con esta se preparan posteriormente mezclas para pan o pasta. La harina de semilla de uva conserva sus valiosos nutrientes, aunque se caliente a altas temperaturas, por lo que es perfecta para hornear. Sin embargo, debe utilizarse solo proporcionalmente (de 5 a 10 %) respecto a las harinas convencionales. Aporta a los alimentos horneados un delicioso sabor a semilla.13

A veces, el aceite de semilla de uva se utiliza para fabricar margarina.

Por otro lado, la industria cosmética ha descubierto un componente del aceite de semilla de uva que la piel absorbe bien sin dejar una película de grasa. Se le atribuyen efectos regenerativos e hidratantes. La procianidina que contiene da elasticidad a la piel. Desde hace varios años, los fitoesteroles son un componente muy popular en los cosméticos, ya que protegen la piel sensible frente a los rayos UV con una barrera lipídica. Industrialmente, se emplea para producir jabones, barnices, pinturas, tintas, aerosoles y, de forma limitada, linóleo.6

Bibliografía:

13 fuentes

  1. Wikipedia en alemán: Traubenkernöl
  2. xn--l-kontor-m4a.de /info-brennwert-oel.php
  3. infothek-gesundheit.de /oel-ist-nicht-gleich-oel/
  4. www.xn--l-kontor-m4a.de /traubenkernoel.php
  5. wissen-olivenoel.de /linolsaeure/
  6. Krist S. et al. Lexikon der pflanzlichen Fette und Öle. Viena: Editorial Springer; 2008. 464-470
  7. journals.sagepub.com DOI 10.4137/NMI.S32910
  8. opc-traubenkernextrakt.com /einnahme-dosierung/
  9. opc-traubenkernextrakt.com/
  10. natur-kompendium.com /opc-traubenkernextrakt/
  11. www.sciencedirect.com /science/article/pii /S0308814611004213? via%3Dihub
  12. www.ncbi.nlm.nih.gov /pmc/articles /PMC4988453/
  13. Wikipedia en alemán: Traubenkernmehl