FacebookTwitterGoogle
Diet-Health.info Fundación G+E, Salud y Alimentación Temas Diet-Health.info Fundación G+E, Salud y Alimentación Temas Diet-Health.info Fundación G+E Temas

Ajo, crudo

El ajo disminuye los niveles de colesterol y su capacidad para reducir el riesgo de cáncer de colon parece ser un hecho. Es antibacteriano y previene trombos.

Información general:

Del artículo de Wikipedia en español: «Allium sativum, el ajo, es una especie de planta tradicionalmente clasificada dentro de la familia de las liliáceas pero que actualmente se ubica en la de las amarilidáceas. Al igual que la cebolla, el puerro y la cebolla de invierno o cebollino, es una especie de importancia económica, ampliamente cultivada y desconocida en estado silvestre. Es una especie estéril de amplia variabilidad morfológica y fisiológica y, a la luz de los estudios moleculares, es altamente probable que sea originaria de Asia occidental.

El bulbo, de piel blanca, forma una cabeza dividida en gajos que comúnmente son llamados dientes. Una característica particular del bulbo es el fuerte olor que emana al ser cortado».

Ingredientes y resultados de investigación:

«Cuando el bulbo es triturado o partido, la alliína (inodora) hidroliza por la alliinasa produciendo allicina (responsable del olor característico del ajo), que se transforma rápidamente en disulfuro de alilo». «El contenido de aliína del ajo fresco es de entre 0,5 y 1% (o 5 y 14 mg/g). El ajo es una fuente muy importante de selenio. Tiene un efecto antibacteriano y previene la formación de trombos *».

«Una cabeza de ajos contiene, además de polisacáridos homogéneos (en especial fructosanes), derivados del alquilcisteïna como alliínes (alilalliína, propenilalliína y metilalliína), aceites esenciales (0,2-0,3 %) como la garlicina o el sulfóxido de alilcisteïna del bulbo intacto. También contiene saponinas triterpénicas (0,07 %), sales minerales (2 %): hierro, sílice, azufre y yodo; y pequeñas cantidades de vitaminas (A, B1, B3, B6, C) y adenosina.

En general las características del ajo dependen de la riqueza del suelo donde crece. La planta da por destilación 0,25 % de aceite esencial. En la actualidad, el ajo es una medicina naturista y tiene una amplia utilización farmacológica. Es eficaz como antibiótico, combatiendo numerosos hongos, bacterias y virus; reduce la presión arterial y el colesterol; incrementa el nivel de insulina en el cuerpo; controla los daños causados por la arterioesclerosis, y el reumatismo. También se relaciona con la prevención de ciertos tipos de cáncer, ciertas complicaciones de la diabetes mellitus, en la reversión del estrés y la depresión.

En el proceso de cocción se liberan compuestos diferentes, como la adenosina y el ajoeno,5 que poseen cualidades anticoagulantes y, se supone, reducen el nivel de colesterol.

La virtud antihipertensiva y por ende favorable a la actividad cardíaca y disminuidora de riesgos de ACV o ictus cerebral está perfectamente demostrada: la alicina tiene como principal compuesto el sulfuro de hidrógeno el cual facilita la distensión de las membranas celulares vasculares disminuyendo de este modo la presión sanguínea y favoreciendo la circulación y el transporte de oxígeno mediante la hemoglobina de los glóbulos rojos a los órganos y, por consecuencia, implicando una menor fatiga para el corazón; lo que ha sido puesto en dudas es la capacidad del ajo para reducir el colesterol LDL en la sangre y la formación de ateromas; aunque sí posee una acción sobre las plaquetas, por lo que se desaconseja el consumo de suplementos de ajo si no es bajo responsabilidad médica ya que los suplementos artificiales de ajos o su ingesta excesiva puede afectar la correcta actividad de la coagulación e hiperlipidemia».

Nombres comunes:

«Ajete, ajo, ajo andaluz, ajo blanco, ajo castañuelo, ajo castellano, ajo común, ajo común y hortense que se come, ajo cultivado, ajo doméstico, ajo morado, ajo sanjuanero, ajo silvestre, ajos, ajos porros, rocambola». 

Nota: * = Traducción del artículo de Wikipedia en alemán.