Fundación Salud y Alimentación
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud
Las recetas también se pueden encontrar en nuestra aplicación.

7 El cambio a una alimentación a base de alimentos crudos

Comentarios

Diferentes métodos para limpiar el intestino, el órgano principal en nuestra defensa contra las enfermedades. Importancia de la flora intestinal. Colonoscopia.

Cesta de mimbre con verduras recién cogidas y ensalada.© CC0, congerdesign, PixabayEn esta serie de artículos es posible acceder a la publicación anterior y a la publicación siguiente mediante los correspondientes enlaces. Se trata de una serie de diez documentos interrelacionados sobre alimentación crudista redactados en el año 2001 y que he revisado en el año 2014. El resto de los textos son de nueva redacción.

Resumen

Antes de adoptar una alimentación crudista, debería usted adecuar previamente su sistema digestivo (aparato digestivo) para poder aprovechar con mayor seguridad todos los esfuerzos que realice.

El intestino absorbe los alimentos, los digiere para extraer energía y nutrientes.© Public Domain, BMK / LadyofHats, Wikipedia En este sentido existen diferentes opciones, entre las cuales hay una que yo recomiendo especialmente. Según mi opinión, las restantes fórmulas suelen ser en general bastante más molestas. Si bien es cierto que puede adoptarse el crudismo de una forma progresiva y cuidadosa, la limpieza intestinal (enlace en alemán) ha logrado demostrar su eficacia. Véase también la detoxificación (enlace en inglés).

En el caso de que haya comenzado usted la lectura con el primero de los artículos de esta serie sobre alimentación crudista, sabrá por qué razones el intestino es probablemente el “órgano de la salud” más importante debido a sus capacidades de defensa (inmunidad) frente a las enfermedades. Precisamente por esta labor de defensa tan importante, a largo plazo siempre le merecerá la pena realizar el esfuerzo de efectuar una limpieza intestinal y permitir así que el intestino se dote de una composición de microorganismos especialmente beneficiosa.

De una forma básica también habrá aprendido que las enzimas presentes en la boca, estómago e intestinos (duodeno e intestino delgado) degradan las moléculas de los alimentos y que el organismo es capaz de obtener los correspondientes compuestos en todos estos órganos. Usted sabrá reconocer la utilidad, función e importancia de la flora intestinal o biota intestinal del intestino grueso, y en realidad de todo el conjunto de los microorganismos presentes en el intestino.

Ahora también sabe cuáles son las tres fases del cambio a una alimentación a base de alimentos crudos, es decir, la adaptación de la digestión, la adaptación del sentido del gusto y la adaptación del propio cuerpo. Adoptar una alimentación crudista es un acto voluntario que sólo debe emprenderse si uno está completamente convencido de que desea hacerlo.

CLICK FOR: Mi recomendación para la limpieza intestinal

Si su edad es avanzada y no se ha sometido a una colonoscopia desde hace años, el proceso de limpieza intestinal puede ser la ocasión adecuada. Al fin y al cabo, dicha limpieza es un requisito previo antes de toda colonoscopia. Esta se efectúa, por ejemplo, mediante la ingesta de una solución de "Golyte.." o mezcla salina de la que se beben tres litros en un espacio de tiempo de dos horas. La colonoscopia ambulatoria podrá realizarse tres o cinco horas después de este proceso preparatorio.

En gastroenterología también se refieren al PEG (polietilenglicol, macrogol) o a una disolución más efectiva de PEG-EL, polietilenglicol con electrolitos, de la que son suficientes dos litros. Este proceso se denomina también lavado ortógrado (enlace en alemán).

Las personas que padezcan una enfermedad crónica, así como las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, sólo deberían efectuar una limpieza intestinal o una detoxificación bajo control médico. El método más sencillo consiste en ingerir sal de Glauber o sulfato de magnesio. Si su organismo tiene muchas toxinas o si padece un fuerte sobrepeso debería decantarse por un método más minucioso. Véase más abajo.

En el caso de que no desee someterse a la exploración o a la limpieza intestinal que le aconsejo, puede encontrar al final de este artículo la sugerencia de un libro de “cocina” crudista –o, mejor dicho, de un libro de “recetas” crudistas– que considero altamente recomendable.

Comentarios