Fundación Salud y Alimentación
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud

The Game Changers — Crítica del documental

The Game Changers, una película sobre nutrición basada en vegetales, que muestra el efecto de este tipo de dieta en la vitalidad, la salud y el rendimiento.
Comentarios
2:29 Inglés Español

The Game Changers ist ein Video über die Folgen von veganem Essen.

Channel:
Platform:
YouTube
Published on:
28 de junio de 2019
Producer:
Number of views:
14'345'659 on 6 de julio de 2020
Rubric(s):
Salud, Principios/General, Alimentación, Estilo de vida, Actividad, Medio ambiente, Ética
Topterms:
Principios, Alimentos funcionales, Alimentación crudista, Dieta vegana, Dietas
Tags:
Saludable, Dieta sin carne, Vegano, Ingredientes alimentarios, Insalubre, Carne, El consumo de carne, Salud, Entrada más simple

Resumen:

Este documental causa un gran impacto gracias a los testimonios y a los ejemplos prácticos. Una combinación inteligente de estudios científicos y estudios de casos específicos acerca el tema a personas de diferentes orígenes e intereses. Las ideas que se presentan son un buen punto de partida para futuras investigaciones y proporcionan directrices para quienes deseen explorar el tema con más detalle.

A través de un enfoque integral, The Game Changers abarca los efectos de una dieta basada en vegetales en varios niveles: desde las circunstancias de un individuo en particular (por ejemplo, en lo que respecta a la fuerza física, la energía, la resistencia, la función cardíaca y muscular) hasta el nivel ecológico y ético.

Sin embargo, el vídeo no examina en detalle cómo debe elaborarse una dieta basada en plantas para que pueda dar lugar a los beneficios para la salud mencionados: Una dieta a base de comida basura de origen vegetal puede tener el efecto opuesto a una alimentación saludable, aunque no contenga productos animales.

El equilibrio entre ácidos grasos omega-3 y omega-6 es decisivo tanto para la salud física como mental. Por desgracia, en el documental no dan importancia a este aspecto.

Otro punto débil del documental es que los testimonios y estudios científicos que se presentan a veces se centran en dietas vegetarianas (sin consumo de carne, pero que permiten el de leche, lácteos y huevos) y a veces en una alimentación basada estrictamente en vegetales (sin proteínas animales), sin hacer una clara diferenciación entre ambas. Esto puede confundir a los espectadores que no tengan conocimientos previos o a aquellos que no prestan atención a los detalles, o puede hacer que asocien de manera errónea ciertos beneficios con el tipo de dieta equivocado.

Descripción completa del vídeo

Tras su lanzamiento en septiembre de 2019, The Game Changers recibió 7,9 puntos en IMDb, una puntuación de 70 % en Rotten Tomatoes y un 92 % de likes de los usuarios de Google. Muchos espectadores lo describen como uno de los mejores documentales sobre alimentación vegetariana porque les había abierto los ojos, animado a reflexionar y servido de inspiración.

Al principio se presenta la lesión de James Wilks, un experto en combate y ganador de The Ultimate Fighter (UFC Fighter).A continuación, se muestra su proceso de recuperación, junto con la búsqueda del tipo de dieta que contribuiría a una salud óptima y un mayor rendimiento físico.

00:05:40

Para desacreditar el mito de que «la carne te hace fuerte», The Game Changers cita una serie de pruebas científicas y testimonios de atletas. El Dr. Fabian Kanz (patólogo forense de la Universidad de Viena) estudió los niveles de estroncio en los restos de al menos 68 gladiadores enterrados en Éfeso (Turquía) y demostró que su alimentación había sido principalmente vegetariana. Nate Diaz (UFC Fighter) y Scott Jurek (récord de distancia ultra o ultramaratón) hablan de su rendimiento con un dieta basada exclusivamente en vegetales.Scott Jurek se ha proclamado como el hombre más rápido en recorrer todo el sendero de los Apalaches, con un ascenso y un descenso promedio de 11 000 pies por día (unos 3352,8 metros); desde hace casi veinte años, su alimentación se basa exclusivamente en alimentos de origen vegetal.

El Dr. James Loomis (médico deportivo) cuestiona la idea de que el rendimiento deportivo depende de la cantidad de proteínas que consumen los deportistas.Sostiene que, en cambio, los hidratos de carbono son los macronutrientes, que más se necesitan para la actividad física.A pesar de la idea de que «la carne te da energía», que Liebig introdujo cerca de 1800 y que el Departamento de Agricultura de los EE. UU. (USDA) había recogido en sus recomendaciones dietéticas, la hipótesis de que la carne es la principal fuente de energía resultó ser falsa. En cambio, una dieta baja en carbohidratos puede provocar una deficiencia crónica de glucógeno, fatiga crónica y pérdida de resistencia.

Los testimonios de atletas vegetarianos o veganos como Murray Rose (cuatro medallas de oro), Carl Lewis (nueve medallas de oro y el hombre de más edad que ha ganado una medalla de oro) y Dotsie Bausch (ciclista estadounidense ocho veces campeona) demuestran el notable efecto de una dieta sin carne en el rendimiento y la resistencia.

00:15:06

«Pregunta:¿Cómo puede estar tan fuerte como un buey sin comer carne? Respuesta de Patrik Baboumians:¿Alguna vez ha visto a un buey comer carne?

Para responder a la eterna pregunta «¿de dónde obtiene la proteína?» se pueden incluir algunos estudios que demuestran que quienes se alimentan de plantas pueden consumir hasta un 70 % más de proteínas de lo que necesitan. Cada planta también contiene los aminoácidos esenciales en diferentes proporciones. Siempre y cuando la dieta a base de vegetales sea equilibrada y variada, se podrán satisfacer totalmente las necesidades del cuerpo.

Las entrevistas y sesiones de entrenamiento grabadas con el levantador de pesas olímpico Kendrick James Farris (ha batido dos récords estadounidenses), junto con Patrik Baboumian (uno de los hombres más fuertes del mundo), Nate Diaz (luchador de UFC) y Bryant Jennings (boxeador en la categoría de pesos pesados) respaldan la afirmación de que la proteína vegetal puede aumentar el rendimiento e incluso mejorarlo significativamente.

00:22:25

El experimento llevado a cabo por el Dr. Robert Vogel (copresidente del subcomité de la Salud Cardiovascular de la NFL) con los futbolistas de los Miami Dolphins muestra una correlación directa entre la alimentación y la función endotelial (la capacidad de los vasos sanguíneos para abrirse, lo que permite que la sangre fluya por los músculos durante los entrenamientos).Después de una comida a base de carne, la función endotelial se ve afectada a lo largo de 6 o 7 horas, mientras que una comida a base de vegetales tiene el efecto contrario. Gracias a la alimentación vegana o vegetariana, los deportistas pueden recuperarse más rápido y también pelechar antes entre las sesiones de entrenamiento.

El Dr. Scott Stoll (médico del equipo olímpico estadounidense) opina que el «paquete», que contiene la proteína, puede ser más importante que la propia proteína. A este respecto, ya se ha demostrado que las proteínas de origen animal están relacionadas con moléculas inflamatorias, endotoxinas y hierro hemínico, que producen dolores en las articulaciones, un mayor riesgo de inflamación y cambios en el microbioma intestinal. Solo 1 mg de hierro hemínico se asoció con un mayor riesgo de enfermedad en un 27 % en las arterias coronarias.

Las proteínas vegetales producen el efecto contrario gracias a su contenido en antioxidantes, sustancias vegetales secundarias, vitaminas y minerales. Varios estudios de investigación han demostrado que las dietas a base de vegetales pueden reducir los marcadores de inflamación alrededor de un 29 % en tres semanas. Así que, en realidad, esta es la única dieta que puede contrarrestar las enfermedades cardíacas.

Varios especialistas respaldan estos resultados, como Derick Morgan (de la Liga Nacional de Fútbol, NFL), que hace hincapié en que una dieta basada en vegetales acelera el proceso de curación y mejora la respuesta del cuerpo a las lesiones, o el Dr. Caldwell B. Esselstyn Jr. (director del Heart Disease Reversal Program en la Cleveland Clinic), el Dr. Dean Ornish (fundador del  Instituto de Investigación de Medicina Preventiva), el Dr. Kim Williams (presidente del Colegio Americano de Cardiología), el Dr. Columbus Batiste (cardiólogo jefe en el Kaiser Permanente Riverside) y la Dra. Helen Moon (hematóloga en el Kaiser Permanente Riverdale).

00:37:31

«La mayoría de los hombres de mi edad no puede seguir el ritmo a sus nietos; los míos no pueden seguir el mío». Lucious Smith (exesquinero, NFL, 60 años, vegano desde hace más de diez años).

El documental presenta el nuevo programa de Rip Esselstyn para los bomberos. Teniendo en cuenta el hecho de que el ataque al corazón es la principal causa de muerte entre los bomberos en activo, Rip (exbombero y triatleta profesional) desarrolló un plan de rescate de siete días basado en una dieta vegana. El testimonio adicional de Arnold Schwarzenegger apoya el concepto de que los culturistas y atletas profesionales no necesitan consumir proteína animal.

El Dr. Walter Willett (departamento de Nutrición de la Universidad de Harvard) analiza los efectos en la salud del consumo de carne, junto con el hecho de que las células humanas tienden a multiplicarse mucho más rápido bajo la influencia de los aminoácidos de la carne. Las investigaciones han revelado un aumento del 40 % del riesgo de padecer cáncer de próstata asociado al consumo de productos lácteos, así como un aumento tres veces mayor del riesgo de sufrir cáncer de colon en vegetarianos que integraron una porción de pollo o pescado por semana en su alimentación.

00:43:30

En respuesta a las afirmaciones de los programas de nutrición, basados en gran medida en proteínas de la carne (por ejemplo, la dieta paleo), el documental trae varios argumentos antropológicos a colación:

De acuerdo con el Dr. Richard Wrangham (departamento de antropología biológica de la Universidad de Harvard), los pueblos en la Edad Antigua dependían de productos de origen vegetal, porque eran más fáciles de conseguir que la carne. El Dr. Nathaniel Dominy (profesor de antropología en la Dartmouth College), que fue capaz de demostrar que en realidad los dientes humanos no están destinados para el consumo de carne, también apoya esta idea.

La Dra. Christina Warinner (genetista arqueológica de la Sociedad Max Planck) subraya que los datos arqueológicos se centran en el consumo de carne, ya que los huesos y la piedra se han conservado a lo largo del tiempo, a diferencia de las plantas que se descomponen rápidamente. Debido a los actuales avances tecnológicos que permiten el estudio de fósiles de plantas microscópicas, los arqueólogos han encontrado numerosos indicios de consumo de plantas en los yacimientos del Paleolítico. La conclusión de que los primeros humanos comieron principalmente plantas parece plausible también debido al hecho de que tenemos un tracto digestivo más largo, adecuado para la digestión de la fibra; además de nuestra incapacidad para producir vitamina C y nuestra visión tricromática.

El Dr. Mark Thomas (genetista del University College de Londres) sostiene que la forma más eficiente de obtener glucosa (la sustancia principal para la función cerebral) es comer carbohidratos.

00:47:12

Los argumentos principales, en contra de la idea de que los humanos necesitan carne para conseguir la vitamina B12, son los siguientes: los consumidores de carne también tienen una deficiencia de esta vitamina y los animales tampoco pueden producirla, pero junto con el agua y la tierra del suelo adquieren las bacterias que la aportan. Debido al uso excesivo de antibióticos, cloro y pesticidas, estas bacterias generalmente mueren, lo que significa que tanto los animales como los seres humanos deben tomar suplementos de B12.

00:51:00

A pesar de los anuncios que animan a la población «a comer como un hombre» y promueven que el consumo de carne conduce a un aumento de la fuerza y la virilidad, el Dr. Aaron Spitz (delegado principal de la American Urological Association) muestra en un experimento televisivo que la dureza y duración de una erección después de una comida a base de vegetales aumenta hasta un 300 % en comparación con una comida a base de carne.

Los estudios científicos no muestran diferencias en los niveles de testosterona (hormona sexual masculina) entre los consumidores de carne y los veganos. Pero se ha demostrado que el contenido de estrógenos en los productos lácteos aumenta los niveles de estrógeno en los hombres, al mismo tiempo que sus niveles de testoterona disminuyen.

Con la participación del culturista Nimai Delgado, los efectos de una dieta basada en vegetales se ponen de relieve en esta disciplina, sobre todo en contraste con una dieta baja en carbohidratos.

1:00:00

En esta parte se explica cómo empresas de marketing utilizan a deportistas saludables en la publicidad para promover comportamientos y estilos de vida poco saludables. El Dr. Terry Mason (ministerio de Salud del condado de Cook) establece un paralelismo entre las estrategias de marketing de la industria del tabaco y de la carne, al demostrar cómo ambas se centran en crear confusión y financiar estudios que niegan las evidencias.

Exponent Incorporated es un buen ejemplo de una empresa que desde hace más de 50 años ha desarrollado estudios que ponen en duda los riesgos para la salud de sustancias como el amianto, el arsénico y el mercurio; y, al mismo tiempo, se ha dedicado a la comercialización de la carne.

El Dr. David Katz (director y fundador del Centro de Investigación de Prevención de la Universidad de Yale) señala que la situación actual beneficia a la industria alimentaria (a pesar de que enferma a la gente), así como a la industria farmacéutica (que supuestamente desarrolla medicamentos y tratamientos para curar las enfermedades); y también apoya a los medios de comunicación de masas (que siempre tratan temas controvertidos).

1:06:37

Damien Mander (francotirador retirado de las fuerzas especiales) habla sobre la «moralidad flexible» de las personas que luchan por proteger las especies en peligro, pero siguen comiendo carne. Rob Bailey (director de Investigación, Energía, Medio Ambiente y Recursos en la Chatam House) trató el tema del impacto masivo del consumo de carne en la biodiversidad. Dado que la producción de alimentos para animales requiere una gran cantidad de tierra y agua, la cría de animales se ha convertido en la principal causa de la destrucción de hábitats.

Johan Rockström (director del Stockholm Resilience Center) y Tim Lang (profesor de Política de Alimentos en la City University of London) destacan estos puntos de vista al llamar la atención sobre el problema de la escasez y la contaminación del agua (por ejemplo, el ganado en EE. UU. produce casi 50 veces más basura al año que toda la población del país). Si un país como EE. UU., en el que el consumo de carne es tres veces mayor que el de la media mundial, cambiase su alimentación a una basada en vegetales, las emisiones agrícolas se reducirían un 73 % y se podría ahorrar un millón de litros de agua por persona y año.

1:12:53

Después de que los bomberos siguieran el programa nutricional de Rip Esselstyn durante siete días, se realizaron exámenes médicos e intercambiaron sus experiencias.Entre los efectos más destacables podemos mencionar una reducción significativa de los niveles de colesterol y la pérdida de peso; además de la sorpresa de los participantes al comprobar que una alimentación basada en plantas podía ser variada, fácil de seguir y deliciosa.

El documental termina con varios testimonios de atletas, así como algunos aspectos de la vida privada de James Wilks y llega a la conclusión de que la mayoría de enfermedades no tienen un origen genético, sino que pueden prevenirse o incluso revertirse con una dieta saludable.


Más videos


Comentarios