Fundación Salud y Alimentación
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud
Las recetas también se pueden encontrar en nuestra aplicación.

Reseña de «Sin dolor crónico en 90 días», de Daniel Twogood

Comentarios

La reseña del libro «Sin dolor crónico en 90 días» de Daniel Twogood explica cómo la alimentación influye de forma positiva en las dolencias crónicas.

Libro de ilustraciones "Dolor crónico pasado 90 días" por "Daniel Twogood" con collage de texto.© CC-by 2.0, Collage Catalina Sparleanu, PhD, Foundation Diet and Health SwitzerlandConclusión

Un cambio en sus hábitos alimenticios puede ayudarle a deshacerse de los dolores crónicos. Esto es lo que afirma en miles de ocasiones el doctor Daniel A. Twogood en su libro «No Milk». «Chronic Pain Gone 90 Days» (Adiós al dolor crónico en 90 días) puede convencer a los legos, pero por desgracia detrás no hay un trabajo de investigación riguroso ni se ha escrito con el cuidado que merece este tema.

El autor no se decide entre veganos y vegetarianos y escribe de forma llamativa. Habla de Estados Unidos como el país que más leche y productos lácteos consume por persona; la posición de los estadounidenses varía cada año, pero suele rondar el sexto lugar, si bien la producción total es la más alta, pero repartida entre más consumidores que en nuestro caso. Después de todo, no ha tenido que cambiar sus declaraciones de los últimos veinte años, sino que estas se han visto confirmadas.

El libro nos ilumina sobre alérgenos comunes y posibles sustancias tóxicas que, a menudo, terminan siendo la causa de dolores crónicos.

1. Resumen

El doctor Twogood demuestra que podemos mejorar de manera significativa nuestra salud general y ciertos dolores crónicos con un cambio en nuestra dieta y estilo de vida. Evita emplear la palabra «crónico», pues suele utilizarse para denominar estados que nunca van a mejorar.

Sin embargo, habla de la capacidad autocurativa (enlace en inglés) del cuerpo, siempre que esta esté «activada». Esto se consigue con una alimentación y unos comportamientos saludables.

CLICK FOR: Equilibrio ácido-base

Estupefacientes: las enfermedades crónicas y el dolor a menudo conducen al consumo nocivo de píldora© CC0, hastywords, pixabay El doctor Twogood nos explica en «NO MILK!» (¡Leche no!, pág. 55, que las sustancias, que causan inflamaciones en el lugar en el que se ha producido una lesión son en su mayoría ácidas: «Si la sangre es ácida debido a la alimentación, la respuesta inflamatoria en caso de lesión es más violenta, es decir, que produce más dolor»
Sin embargo: la sangre mantiene un pH muy constante, por lo que probablemente sean estas sustancias ácidas las que activan la reacción y no que la sangre «esté ácida», como es tan habitual leer en la literatura comercial (enlace en inglés).

Wikipedia en alemán sobre el equilibrio ácido-base: La homeostasis (véase también fisiología) mantiene en el flujo de los procesos metabólicos un pH de 7,4 (±0,05) en sangre. Los trastornos en el equilibrio ácido-base del cuerpo producen acidosis (acidez) o alcalosis (alcalemia) y pueden poner en peligro la vida del individuo.

En tampón químico: El valor ajustado del pH se encuentra en 7,4 (7,35-7,45).

La sangre del ser humano siempre es básica.

Comentarios