FacebookTwitterGoogle
Diet-Health.info Fundación G+E, Salud y Alimentación Temas Diet-Health.info Fundación G+E, Salud y Alimentación Temas Diet-Health.info Fundación G+E Temas

Ensalada de hinojo y naranja

La ensalada de hinojo y naranja se prepara rápido y ofrece funa combinación de sabores muy interesante. Puede servir tanto de entrante como de guarnición.

crudiveganas

15min   baja


Valorar

Comentar

Subir foto

Nota

Ingredientes (para personas, )

Para la ensalada
1 Hinojo
(268 g)
40 gAlmendras
2 Naranjas crudas, sin cáscara
(262 g)
Para el aderezo
2 cdas.Vinagre balsámico
(32 g)
1 cdta.Sal de mesa
(6 g)
10 mlZumo de limón, crudo
(10 g)
2 cdtas.Aguamiel
(14 g)
1 pizcaEspecias, pimienta negra
(0,1 g)
1 ½ cdas.Aceite de canola
(21 g)

Información nutricional por persona Mujer Hombre
Valor energético 232 kcal 11,6% 9,3%
Grasas 14 g 20,0% 17,5%
de las cuales, saturadas 1,1 g 5,6% 3,7%
Hidratos de carbono 24 g 8,8% 7,0%
de los cuales, azúcares 17 g 19,0% 15,5%
Fibra alimentaria 6,6 g 26,2% 26,2%
Proteínas (albúmina) 4,8 g 9,6% 8,0%
Sal (Na)2 094 mg 87,3% 87,3%
Una porción pesa 218g. Cantidad diaria recomendada por la GDA.
Grasas
Hidratos de carbono
Proteínas (albúmina)
Sal

Tipo de preparación

  • picar o moler
  • plato frío
  • pelar

Preparación

  1. Para la ensalada
    Cortar la terminación leñosa del tallo del hinojo. En caso de que no esté del todo fresco, retirar la piel del bulbo si es necesario. Limpiar bien la base del tronco. Posteriormente, laminar el bulbo en rodajas finas hasta llegar al tallo.

  2. Machacar las almendras y ponerlas en un recipiente junto con el hinojo.

  3. Las almendras se pueden triturar con un utensilio de cocina adecuado, como por ejemplo un molinillo de café. En caso de no disponer de uno, también se pueden  machacar golpeándolas con un objeto duro (como por ejemplo, un martillo) sobre una superficie sólida. En cualquier caso, también se puede seguir el consejo que se ofrece en «Preparación alternativa» y comprar almendras ya trituradas. Si se golpean con el martillo, es recomendable cubrir las almendras para que los trozos no se esparzan por el suelo.

  4. Cortar una capa fina de la piel de la naranja en sus dos extremos. Colocar el fruto sobre una de las bases que se obtienen y, con un cuchillo afilado, pelar la naranja retirando la totalidad de la piel, incluida la parte blanca del interior o mesocarpo.

  5. A continuación, partir la naranja en dos mitades y trocear. Añadir los trozos (zumo incluido) en el mismo recipiente donde hemos depositado el hinojo y las almendras.

  6. Para el aderezo
    Mezclar el vinagre, la sal, el zumo de limón, el aguamiel y la pimienta. A continuación, añadir el aceite y mezclarlo  con un tenedor.

  7. En la receta original, la autora, Ilja Lauber, utiliza stevia líquida (dos cucharadas) como edulcorante. Esta cantidad se corresponde con unos 20 g de azúcar común, que a su vez se pueden sustituir por unos 15 g de aguamiel. El grado de dulzor se puede ajustar según el gusto, aunque hay que tener en cuenta un consejo de salud con respecto al consumo de sal y azúcar: menos es más.

  8. Juntar la ensalada con el aderezo, mezclarlo bien y dejarlo reposar en la nevera un rato. A continuación, servir la ensalada de naranja e hinojo como guarnición o como entrante.


Comentarios (como invitado) o iniciar sesión

Libro
Kick it vegan! Fit werden mit 130 Power-Rezepten
Kick it vegan!
Neun Zehn Verlag , Ilja Lauber
más fotos (3)
Dónde comprarlo

... more

Observaciones sobre la receta

Aceite de canola: en lugar de este aceite, que es el que usa la autora, se puede utilizar la misma cantidad del aceite que se quiera.

Stevia como edulcorante: si se decide utilizar stevia, las siguientes indicaciones pueden servirle de utilidad.

Un gramo de hoja de stevia seca se corresponde con unos 15 g de azúcar, lo que supondría unos cinco terrones de azúcar o algo menos de una cucharada y ¼ de azúcar granulado. En el caso de la stevia líquida, que es la que utiliza la autora, una cucharada se corresponde con unos diez gramos de azúcar blanco. Sin embargo, este valor puede variar dependiendo de la marca del producto. Le recomendamos que se informe sobrela capacidad edulcorante de los concentrados de stevia antes de comprarlos.

La stevia en el mercado: se puede adquirir en tiendas de productos naturales en su forma natural, es decir, en hojas.

Crudiveganismo: si se quiere que esta receta sea estrictamente crudivegana, hay que tener cuidado con el procesamiento del aceite de canola y el vinagre balsámico, así como de la stevia que se utiliza en la receta original.

Consejo de la autora sobre la vitamina C: la vitamina C favorece la absorción de hierro. No hay que preocuparse de un posible exceso, ya que la vitamina C es hidrosoluble y se elimina de forma muy sencilla. Una ración de esta ensalada aporta el 70 % de la cantidad diaria de vitamina C recomendada para un adulto.

Consejos

Consejo de la autora: «Esta ensalada agridulce funciona muy bien como acompañante de platos ricos en proteínas, como por ejemplo el tofu de cacahuete» (receta en la página 227 del mismo libro).

Reducir la cantidad de sal y azúcar: si se quiere reducir la cantidad de sal y azúcar de esta receta, hay que añadir menos cantidad de aguamiel (para el azúcar) y de vinagre balsámico (para la sal). Del mismo modo, una menor cantidad de aderezo puede reducir de forma efectiva la cantidad tanto de sal, como de azúcar. 

Preparación alternativa

Edulcorantes: como en la receta original, se puede utilizar stevia en lugar de aguamiel. Es recomendable utilizar hojas secas al natural, si no tiene posibilidad de comprarlas frescas. Simplemente hay que triturar las hojas y utilizarlas como edulcorante. Su uso es muy común en muchos países asiáticos. Dependiendo de la consistencia deseada para el aderezo, puede ser conveniente utilizar stevia líquida en lugar de en hojas. Otra alternativa es el sirope de arce.

Variantes más rápidas: quien quiera agilizar la preparación de esta receta puede comprar almendras ya trituradas, aunque no resulten tan aromáticas como las almendras frescas recién trituradas.