Fundación para la
FacebookTwitterGoogle
Salud y Alimentación
Fundación para la Salud y Alimentación
Fundación Salud y Alimentación
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud
La mejor perspectiva para su salud
Información Ingredientes Nutrients Videos

Espaguetis de calabacín con pesto y parmesano de almendras

Los espaguetis de calabacín con pesto de cáñamo y parmesano de almendras son un plato crudista delicioso y una buena alternativa a la pasta fácil de preparar.
Comentarios Imprimir

crudiveganas

15min   baja  


Valorar

Comentar

Subir foto

Nota

Ingredientes (para persona, )

Para los espaguetis de calabacín
1 Calabacín, con piel, crudo
(196 g)
Para el pesto de cáñamo
½ ramaAlbahaca fresca
(20 g)
2 dientesAjos, crudos
(6 g)
100 gSemillas de cáñamo, peladas, crudas
2 cdas.Aceite de cáñamo
(28 g)
1 pizcaSal marina
(0,35 g)
1 pizcaEspecias, pimienta negra
(0,1 g)
Para el parmesano de almendras
1 dienteAjo, crudo
(3 g)
75 gAlmendras
1 cdta.Levadura nutricional
(1,3 g)
1 pizcaSal marina
(0,35 g)
1 pizcaEspecias, pimienta negra
(0,1 g)

Utensilios de cocina

  • batidora de vaso
    o batidora manual
  • molinillo de café, eléctrico
    o robot de cocina (amasar, mezclar, etc.)
  • cortador en espiral

Tipo de preparación

  • picar o moler
  • plato frío
  • mezclar
  • mondar
  • pelar

Preparación

  1. Para los espaguetis de calabacín
    Lavar los calabacines y cortarlos en forma de espaguetis con ayuda del cortador en espiral.

  2. Para el pesto de cáñamo
    Lavar las hojas de albahaca y picar el ajo en trozos grandes. Juntar todos los ingredientes y mezclarlos bien con el robot de cocina.

  3. Para el parmesano de almendras
    Picar el ajo en trozos grandes. Juntar todos los ingredientes en un robot de cocina y mezclarlos bien.

  4. Para servir
    Antes de servir, mezclar bien el pesto con los espaguetis de calabacín y espolvorear el parmesano por encima.

     

Recetas con tablas de nutrientes


Comentarios (como invitado) o iniciar sesión

Comentarios Imprimir
Libro
Be Faster, Go Vegan - mit 75 schnellen Rezepten
Be Faster, Go Vegan
Narayana Verlag GmbH /Unimedica Verlag , Ben Urbanke
más fotos (6)
Dónde comprarlo

... more

Observaciones sobre la receta

Aceite de cáñamo: el aceite de cáñamo tiene una elevada proporción de ácidos grasos Omega-3 y Omega-6, que aparecen en una proporción de uno a tres. De los dos grupos de ácidos grasos insaturados mencionados, destacan sobre todo, el ácido alfa-linolénico (ácido graso Omega-3) y el ácido linoleico (ácido graso Omega-6), que suponen sustancias nutritivas básicas. Son vitales para el ser humano, aunque el organismo no puede producirlos por sí mismo.
Debido a sus propiedades y al ácido gamma-linolénico, que es antiinflamatorio, el aceite de cáñamo se utiliza cada vez más en la industria cosmética.

El color característico del aceite de cáñamo depende de la forma de producción y de componentes como los carotinoides o la clorofila. El aceite prensado en frío suele tener un color verde o amarillento, mientras que el prensado en caliente tiene un color verde oscuro.

Aceite de cáñamo y crudismo: como ocurre con otros aceites, a la hora de comprar aceite de cáñamo crudo hay que prestar atención a la calidad, ya que incluso el aceite prensado en frío se somete a temperaturas de hasta 60 °C, aspecto que en ocasiones dejamos pasar.

Cantidad elevada de grasa: la proporción de grasa relativamente alta de este plato se debe, sobre todo, al aceite, a las semillas de cáñamo y a las almendras. Tanto las semillas como las almendras tienen una proporción natural de grasa de aproximadamente el 50 %, por lo que la receta tiene un alto contenido calórico. Según el autor del libro, es una receta ideal para personas que realizan actividad física frecuente.

Consejos

Variante más ligera: si se reduce la cantidad original de aceite y las semillas de cáñamo, esta receta se puede convertir en un plato ligero.

Solo batidora: en caso de no tener un robot de cocina a mano, también se puede utilizar una batidora. En ese caso, hay que tener especial cuidado con las almendras. Si el robot o la batidora no son demasiado buenos o si quiere ir sobre seguro, puede poner las almendras en remojo o triturarlas con el utensilio de cocina correspondiente. En cualquier caso, también se pueden utilizar almendras molidas.

Preparación alternativa

Anacardos: en lugar de las almendras, se pueden utilizar anacardos, ya que se pueden triturar más fácilmente debido a su textura más blanda.

Sal y pimienta: las cantidades de sal y pimienta son orientativas. Lo mejor es que adapte las cantidades al gusto de los comensales.

Aceite: en caso de no tener aceite de cáñamo, se puede utilizar otro tipo de aceite, como por ejemplo el aceite de oliva.