FacebookTwitterGoogle
Diet-Health.info Fundación G+E, Salud y Alimentación Temas Diet-Health.info Fundación G+E, Salud y Alimentación Temas Diet-Health.info Fundación G+E Temas

Ajo de oso, crudo

El ajo de oso es un vegetal, una especia y una planta medicinal peligrosa por su parecido con algunas plantas venenosas. Se utiliza para refinar muchos platos.

El ajo de oso se utiliza crudo o cocido para refinar distintos platos. Puede emplearse en ensaladas, pero también para sazonar sopas y salsas. Además, el ajo de oso tiene un efecto calmante para las molestias de estómago e intestino.

Información general:

Del artículo de Wikipedia en español: «Allium ursinum, comúnmente conocido como ajo de oso, es una especie de planta herbácea perteneciente a la familia Amaryllidaceae».

Presencia y expansión:

El ajo de oso «se extiende por las regiones húmedas del norte de Europa y Asia y en España por el norte y centro».

«El ajo de oso se expande gracias a los animales, pues los suelos arcillosos se quedan adheridos a sus patas y los llevan consigo (zoocoria). Esto explica también, por qué es tan frecuente encontrarlos en las orillas de los caminos. En los bosques (arces, fresnos) tiene una gran importancia el agua, pues les ayuda a expandirse. Es una especie que germina en frío, es decir, que sus semillas deben sobrevivir a un periodo de heladas antes de germinar *».

Confusión con plantas venenosas:

«A pesar de que, a priori, resulten sencillos de identificar por su característico aroma, que se puede apreciar si se frotan un poco sus hojas, es bastante fácil confundirlos durante la recolección con los lirios de los valles, los cólquicos o las plantas de la familia Araceae (aro). Estas tres plantas son extremadamente venenosas y su consumo puede tener consecuencias letales. También es habitual confundirlo con otras plantas de la familia Allium que tienen un aroma similar, aunque en estos casos no habría peligro de envenenamiento *».

Composición:

«Las hojas frescas contienen alrededor de un 0,005 % de alicina y, cuando están secas, un 0,007 %. Frescas contienen aproximadamente un 0,5 % de aliina y un 0,07 % de metil-L-cisteína sulfóxido. Además de estos compuestos de azufre, también tienen flavonoides, prostaglandinas A, B y E y lectinas específicas de las hojas *».

Usos culinarios:

«El ajo de oso es un vegetal, una especia y una planta medicinal conocida desde hace siglos. Se puede consumir toda la planta, aunque lo más habitual es que se utilicen las hojas y, a veces, también el tallo. Se utiliza como especia fresca, en salsas para mojar, mantequillas elaboradas con hierbas aromáticas y pesto o, simplemente, como verdura en primavera. Mediante la fermentación láctica se puede elaborar kimchi de ajo de oso, lo que permite conservarlo en perfectas condiciones durante varios meses.

Cuando se exponen al calor, las sustancias que contienen azufre cambian, por lo que el ajo de oso pierde parte de su característico sabor. Es por ello que suele consumirse crudo y picado muy fino en ensaladas y otros platos. En primavera puede sustituir al cebollino y a los brotes de cebolla *».

Usos medicinales:

«Es indicado para las curas primaverales depuradoras y para mejorar las enfermedades crónicas de la piel. El ajo de oso actúa favorablemente sobre el estómago y los intestinos. Combate tanto las diarreas agudas como las crónicas. De la misma manera ayuda a curar los trastornos cardiacos o el insomnio, causados por el estómago».

«El ajo de oso se utiliza en la medicina natural como remedio. Los efectos medicinales que se le atribuyen se deben a sus numerosos aceites esenciales, que contienen principalmente azufre. Estos aceites esenciales tienen un efecto positivo en el aparato digestivo, el respiratorio, el hígado, la vesícula biliar, los intestinos y el estómago. Además, resultan muy eficaces para tratar la arteriosclerosis, la hipertensión y las enfermedades intestinales. Asimismo, estimulan el metabolismo y tienen un efecto positivo en los niveles de colesterol y en la verminosis *».

Nota: * = Traducción del artículo de Wikipedia en alemán.