FacebookTwitterGoogle
Diet-Health.info Fundación G+E, Salud y Alimentación Temas Diet-Health.info Fundación G+E, Salud y Alimentación Temas Diet-Health.info Fundación G+E Temas

Apio nabo, crudo

El apio nabo es conocido por ser una verdura fuerte, que se utiliza como guarnición, en sopas y cocidos. Se puede consumir cocido y también crudo.

El apio nabo es una forma del apio (Apium graveolens). Al igual que el resto de variedades del apio, el apio nabo se utiliza en cocina como verdura. El apio contiene aceites esenciales en todas sus partes. La ftalimida que contiene es la responsable del aroma típico del apio.

El apio nabo tiene una raíz redonda con forma de nabo, que puede pesar hasta un kilo. Las hojas del apio nabo son similares a las del perejil y pueden utilizarse como condimento en la cocina. La piel puede ser tener desde un color blanco o amarillento hasta un color grisáceo o marrón. Además, tiene un tacto rugoso. El fruto como tal tiene un color entre blanco y beige.

Información general:

Del artículo de Wikipedia en español: «El apio (Apium graveolens) es una especie vegetal perteneciente a la familia de las Apiáceas, antiguamente conocidas como umbelíferas […] El apio nabo es también conocido como apionabo o apio rábano. Contrariamente al apio común (Apium graveolens var. dulce), del que se aprovecha la penca y las hojas, el apio nabo se cultiva para aprovechar su raíz grande y bulbosa. La raíz del apio nabo es generalmente gruesa y esférica, alcanzando dimensiones de 10-20cm de diámetro, y en su parte inferior tiene pequeñas raíces secundarias (raíces que suelen ser retiradas para su comercialización). Sus hojas son más pequeñas que las del apio, e igualmente tiesas y pinnadas».

Composición:

«Es común la creencia de que el apio resulta un vegetal difícil de digerir para el ser humano, además de ser considerado como un compuesto de calorías negativas, es decir, se quema más energía en procesar y digerir el apio que la energía que se obtiene de su digestión. Según diversas fuentes, este rumor no es realmente cierto, ya que las 6 calorías que se queman por ramillete de apio resulta poco significantes comparadas con las 13,6 Kcal que aportan 100 gramos de apio. De todas formas, el apio resulta muy positivo en la dieta humana debido a su alto contenido de fibra dietética, vitaminas y minerales, además de ser considerado un buen diurético debido al alto porcentaje de agua. […] El bulbo contiene, además del aceite etéreo, almidón, azúcares, colina, tirosina, glutamina, asparragina y vitamina B-1 y B-2 que son necesarios para la función nerviosa y muscular. Por sus componentes, el jugo de apio restituye al cuerpo después de jornadas de ejercicio intenso o fiebres».

Toxicidad:

«El apio puede provocar desde reacciones alérgicas hasta shocks anafilácticos (síndrome artemisa, zanahoria, apio y especies) *».

Uso:

«El apio nabo se utiliza en cocina. Aunque este vegetal no es muy popular en España, donde el apio se cultiva con facilidad, su cultivo y uso aumenta en el centro y el norte de Europa, donde el apio se adapta más difícilmente, gozando en algunos países centroeuropeos de gran categoría culinaria. La raíz del apio nabo se puede utilizar cruda o cocida. La superficie exterior suele pelarse antes de su uso por ser demasiado dura. La carne del apio nabo es dura y compacta y de color hueso. El apio nabo tiene un suave sabor a apio, y a menudo se utiliza como aromatizante en sopas y guisos, aunque cada vez se utiliza más por sí solo, por lo general en puré, o en guisos, gratinados y platos al horno. A diferencia de otros vegetales de raíz, que almacenan gran cantidad de almidón, la raíz de apio tiene sólo 5.6% de almidón».

Dato de interés:

«El apio pelado se destiñe rápidamente. Rociar el apio crudo con zumo de limón y añadir vinagre o zumo de limón al agua en el que se va a cocer ayudan a evitar que destiña *».

Nota: * = Traducción del artículo de Wikipedia en alemán.