FacebookTwitterGoogle
Diet-Health.info Fundación G+E, Salud y Alimentación Temas Diet-Health.info Fundación G+E, Salud y Alimentación Temas Diet-Health.info Fundación G+E Temas

Plátano, crudo

El plátano y la banana contienen una proporción equilibrada de carbohidratos pero no contienen las grasas que benefician al sistema nervioso y el cerebro.

A veces se traza una diferencia entre las bananas consumidas crudas como fruta de postre y las que por su superior contenido en fécula deben asarse o freírse antes de su ingesta. El fruto es una falsa baya, de forma falcada o elongada, que crece en racimos de hasta 400 unidades y 50 kg de peso; de color amarillo cuando está maduro.

Ingredientes:

Del artículo de Wikipedia«El plátano es dulce y carnoso, rico en fibras, carbohidratos, potasio, vitamina A, vitamina C y triptófano, contiene un antiácido natural muy útil contra la pirosis; además, es bajo en sodio y bajo en grasas.

Es mucho más rico en calorías que la mayor parte de las frutas por su gran contenido en fécula; de los 125 gramos que pesa en promedio, el 25% es materia seca, que aporta unas 120 calorías. Contiene los carbohidratos más digeribles (el cuerpo puede quemar las calorías que ofrece mucho más fácilmente que las que provienen de las grasas)».

«En lo que respecta a los oligoelementos, el plátano es, entre las frutas y verduras, la que más cobre y manganeso contiene; además aporta más hierro que la mayoría de las frutas y tienen un buen contenido de yodo». 

«El manganeso activa una serie de enzimas que contribuyen a regular el metabolismo de los carbohidratos. La utilidad de la vitamina B1 para los tejidos también depende de la presencia de manganeso. El plátano contiene pectina y prácticamente no tiene grasa ni colesterol; solo contiene ácidos grasos esenciales insaturados *».

«Se cultiva en más de 130 países, desde el sudeste asiático de donde son nativos, hasta Oceanía y Sudamérica; el principal productor mundial es India, donde se cultiva casi un cuarto de los frutos comercializados en el mundo, aunque buena parte de los mismos son para consumo doméstico. La producción continua a lo largo del año los hace especialmente valiosos como alimento en la época entre cosechas en los países tropicales; son los plátanos de freír los que cumplen este papel principalmente».

Uso del plátano en gastronomía:

«La gran variedad de formas hace de la banana y el plátano un alimento extremadamente versátil. En Occidente la forma más frecuente y simple de consumo es como fruta de postre, servida entera y usando la cáscara para sujetarla sin que las manos entre en contacto con la pulpa directamente. En la Polinesia las bananas suelen consumirse asadas, enteras o formando una masa dulce. Por su elevado aporte energético y su alto contenido en potasio, inusual entre las frutas, es de frecuente consumo entre deportistas y fisiculturistas».

«Por todos es sabido que en occidente se come demasiada grasa, demasiada proteína y demasiados alimentos desnaturalizados. Se toma muy poca fibra y escasez de alimentos naturales, crudos. Muchas páginas advierten de los beneficios que aporta a largo plazo comer fruta entre horas, y decómo tomar una fruta como aperitivo puede servir de mucha ayuda para frenar el hambre y el consumo de calorías».

«Para conseguir este objetivo, el plátano es ideal. Además, se puede adquirir en cualquier temporada a un precio asequible. Envasado por naturaleza en prácticas porciones, es muy fácil de pelar y por su composición es el tentempié perfecto para calmar el hambre entre comidas. Consigue una agradable sensación de saciedad y solo aporta 96 kcal o 402 kJ por cada 100 g. Tiene un sabor especial aunque se consuman durante largo tiempo y es fácil de digerir *».

Nota: * = Traducción del artículo «Erste Bio-Bananen aus Teneriffa, die 20 Bananenbriefe» en alemán.