Fundación para la Salud y Alimentación

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

La mejor perspectiva para su salud

Melaza de granada

La melaza de granada contiene solamente zumo de granada y azúcar, sin ingredientes que modifiquen su sabor.
  92/05/03  LA:ALA
Imprimir

La melaza de granada no debe confundirse con la granadina o el jarabe de granadina. La granadina es una mezcla de diferentes frutas que a menudo incluye aromas de frutas, colorantes, antocianinas, conservantes, etc. La melaza de granada es un jarabe de fruta sin alcohol endulzado con azúcar; su color es rojo intenso y se utiliza para aromatizar y dar color a bebidas combinadas. Un ejemplo conocido es el cóctel Tequila sunrise. Véase también el valor nutritivo de la granada, que no tiene la melaza debido a la cantidad de azúcar y el proceso de cocción.

Información general:

«La granadina se elaboraba originalmente a partir del zumo de granadas, al cual se le añadía azúcar y agua, y de donde procede su nombre. Hoy en día se pueden comprar numerosos productos con la etiqueta de granadina, que se diferencian mucho en su sabor y su calidad. Una característica común es su elevado contenido de azúcar, el color rojo y un aroma afrutado en el más amplio sentido de la palabra *».

Dónde comprar melaza de granada:

Como producto elaborado la melaza de granada se puede encontrar en grandes supermercados o tiendas de bebidas, así como en establecimientos de alimentación orientales. Al comprar granadina el consumidor debe prestar atención a los ingredientes que esta contiene, de manera especial a la proporción real de zumo de granada.

Ingredientes más utilizados:

«En lugar del zumo de granada o mezclado con este, se añade una combinación de distintas frutas del bosque, como pueden ser las frambuesas, las grosellas, las moras o las bayas de saúco. Asimismo se agregan aromas (aromas de fruta y de la vainilla), colorantes [como la tartrazina (E102), la azorrubina (E122), el rojo cochinilla A (E124), las antocianinas (E163), el caramelo de sulfito amónico (E150d)], acidulantes (limón o ácido tartárico) y, si se emplean zumos de fruta naturales, se añaden conservantes [como el benzoato de sodio (E211)] y antioxidantes (como el ácido ascórbico).

Pueden contener hasta un 38 % de zumo, aunque por lo general la cantidad es considerablemente más baja. Muchas granadinas comerciales ni siquiera contienen zumo de fruta natural, sino agua y azúcar acompañados de colorantes, aromatizantes y acidulantes. Algunos fabricantes también ofrecen melaza de granada, que contiene cierta cantidad de zumo o concentrado de granada, aunque su sabor suele ser más amargo y con mayor acidez *».

Nota: * = Traducción del artículo de Wikipedia en alemán.


Imprimir