FacebookTwitterGoogle
Diet-Health.info Fundación G+E, Salud y Alimentación Temas Diet-Health.info Fundación G+E, Salud y Alimentación Temas Diet-Health.info Fundación G+E Temas

Melaza de granada

La melaza de granada contiene solamente zumo de granada y azúcar, sin ingredientes que modifiquen su sabor.

La melaza de granada no debe confundirse con la granadina o el jarabe de granadina. La granadina es una mezcla de diferentes frutas que a menudo incluye aromas de frutas, colorantes, antocianinas, conservantes, etc. La melaza de granada es un jarabe de fruta sin alcohol endulzado con azúcar; su color es rojo intenso y se utiliza para aromatizar y dar color a bebidas combinadas. Un ejemplo conocido es el cóctel Tequila sunrise. Véase también el valor nutritivo de la granada, que no tiene la melaza debido a la cantidad de azúcar y el proceso de cocción.

Información general:

«La granadina se elaboraba originalmente a partir del zumo de granadas, al cual se le añadía azúcar y agua, y de donde procede su nombre. Hoy en día se pueden comprar numerosos productos con la etiqueta de granadina, que se diferencian mucho en su sabor y su calidad. Una característica común es su elevado contenido de azúcar, el color rojo y un aroma afrutado en el más amplio sentido de la palabra *».

Dónde comprar melaza de granada:

Como producto elaborado la melaza de granada se puede encontrar en grandes supermercados o tiendas de bebidas, así como en establecimientos de alimentación orientales. Al comprar granadina el consumidor debe prestar atención a los ingredientes que esta contiene, de manera especial a la proporción real de zumo de granada.

Ingredientes más utilizados:

«En lugar del zumo de granada o mezclado con este, se añade una combinación de distintas frutas del bosque, como pueden ser las frambuesas, las grosellas, las moras o las bayas de saúco. Asimismo se agregan aromas (aromas de fruta y de la vainilla), colorantes [como la tartrazina (E102), la azorrubina (E122), el rojo cochinilla A (E124), las antocianinas (E163), el caramelo de sulfito amónico (E150d)], acidulantes (limón o ácido tartárico) y, si se emplean zumos de fruta naturales, se añaden conservantes [como el benzoato de sodio (E211)] y antioxidantes (como el ácido ascórbico).

Pueden contener hasta un 38 % de zumo, aunque por lo general la cantidad es considerablemente más baja. Muchas granadinas comerciales ni siquiera contienen zumo de fruta natural, sino agua y azúcar acompañados de colorantes, aromatizantes y acidulantes. Algunos fabricantes también ofrecen melaza de granada, que contiene cierta cantidad de zumo o concentrado de granada, aunque su sabor suele ser más amargo y con mayor acidez *».

Nota: * = Traducción del artículo de Wikipedia en alemán.